This publication can be found online at http://constitucioncdmx.pubpub.org/pub/coordinacin-metropolitana-y-planeacin-urbana.
CORDINACIÓN METROPOLITANA Y PLANEACIÓN URBANA
Maratón Constituyente Universitario

RESUMEN

Los grandes cambios que enfrenta la Ciudad de México en torno a la planeación urbana y la coordinación metropolitana, han derivado en medidas emergentes poco eficaces, las cuales menoscaban la calidad de vida de la población. Es de suma importancia desarrollar e impulsar mecanismos de gobernación con los niveles de gobierno circunvecinos de la Megalópolis, sin comprometer la autonomía de cada autoridad, en lo concerniente a temas tales como planeación urbana, movilidad, vivienda, crecimiento sostenible, uso de suelo, residuos sólidos y aguas, derecho a servicios básicos, planes de infraestructura y equipamiento, participación ciudadana, transporte público que garantice una calidad plena de vida, crecimiento sustentable y sostenible, participación ciudadana y política, coordinación y participación en las políticas públicas, y las demás temáticas que la población considere pertinentes. Lo anterior tomando en cuenta la obligación de la Ciudad de México de asegurar el desarrollo y planeación urbana sostenible, incluyente, asequible y enfocado hacia el individuo.

INTRODUCCIÓN

El gran crecimiento y la constante transformación de la ciudad han traído como consecuencia el surgimiento de graves problemas, tales como la falta o inexistencia de adecuada planeación urbana, coordinación entre las delegaciones y los municipios de las zonas conurbadas, así como una mala distribución de los servicios. Estos factores, que a su vez han generado escenarios en los que la calidad de vida y el medio ambiente se han visto desfavorecidos, han perjudicado a todos los ciudadanos y vecinos de la Ciudad de México.
Es indispensable que la Constitución de la Ciudad de México contemple dichos problemas, y se apegue a estándares y protocolos internacionales tales como los establecidos por la Organización de las Naciones Unidas en su proyecto Hábitat. Al ser el ciudadano el actor principal dentro de dicha Constitución, y por ende de la Ciudad de México, su constitución debe contar con los marcos y mecanismos que favorezcan y promuevan el desarrollo humano, urbano, sostenible y sustentable.
El marco legal actual de la coordinación metropolitana está contemplada por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos dentro de los siguientes artículos:
Artículo 115: párrafo VI que contempla la coordinación metropolitana con base en una continuidad demográfica de estados y municipios que deben coordinarse para el desarrollo de centros urbanos.
Artículo 122: fracción XI párrafo C: La Federación, la Ciudad de México, así como sus demarcaciones territoriales, y los Estados y Municipios conurbados en la Zona Metropolitana, establecerán mecanismos de coordinación administrativa en materia de planeación del desarrollo y ejecución de acciones regionales para la prestación de servicios públicos, en términos de la ley que emita el Congreso de la Unión. La siguientes leyes de la ciudad de México contemplan a las zonas metropolitanas:
Ley de Desarrollo metropolitano para el Distrito Federal. De 2008: tiene por objeto establecer los lineamientos y bases generales de la planeación estratégica para fomentar el desarrollo armónico y sustentable, así como una adecuada coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno que interactúan en las áreas metropolitanas del Distrito Federal y su vinculación con la Zona Metropolitana del Valle de México y la Región Centro del País.
La ley de Desarrollo urbano del Distrito Federal: Que el Programa General de Desarrollo del Distrito Federal es el documento rector que contendrá las directrices generales del desarrollo social, del desarrollo económico, del desarrollo sustentable, protección civil y el ordenamiento territorial, del respeto de los derechos humanos y la perspectiva de género de la entidad, así como de políticas en materia de desarrollo metropolitano, con proyecciones y previsiones para un plazo de 20 años.
Artículo 3 párrafo XL: Zona Metropolitana: ámbito inmediato de influencia socioeconómica y físico-espacial de la zona urbana del Valle de México; integrada por las 16 demarcaciones territoriales del Distrito Federal y los municipios correspondientes del Estado de México y del Estado de Hidalgo.
Artículo 28: La planeación del desarrollo urbano será congruente con el Plan Nacional de Desarrollo, el Programa Nacional de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio, el Programa de Desarrollo de la Región Centro-País, el Programa de Ordenación de la Zona Metropolitana del Valle de México, el Programa General de Desarrollo del Distrito Federal, el Programa General de Ordenamiento Ecológico del Distrito Federal y el Programa General de Desarrollo Urbano del Distrito Federal.
Artículo 29: La Administración Pública, en el ámbito de su competencia, participará con el gobierno federal, así como con los estatales y municipales, en la formulación y ejecución de los instrumentos de planeación del desarrollo urbano aplicables a la región centro y zona metropolitana del Valle de México. En la formulación del Programa General de Desarrollo Urbano, así como en su ejecución, se establecerán las acciones que faciliten la concurrencia funcional de las zonas urbanas del Distrito Federal con los municipios conurbados.
Articulo 50: párrafo I inciso e: Dentro de las áreas de actuación, podrán establecerse polígonos de actuación, ajustándose a los Programas y a las determinaciones de los órganos centrales de la Administración Pública que resulten competentes conforme a esta Ley. El reglamento establecerá el número, objeto y denominación de las áreas de actuación, entre las cuales se encontrarán: Áreas de integración metropolitana; Estatuto general de Gobierno del Distrito Federal:
Artículo 69: El Distrito Federal participará, en los términos que establece la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y este Estatuto, en la planeación y ejecución de acciones coordinadas con la Federación, Estados y Municipios en las zonas conurbadas limítrofes con la Ciudad de México, en materias de asentamientos humanos; protección al ambiente, preservación y restauración del equilibrio ecológico; transporte; agua potable y drenaje; recolección, tratamiento y disposición de desechos sólidos y seguridad pública.
Artículo 70 párrafo I: Acordar con la Federación, los Estados y Municipios limítrofes, la constitución integración y funcionamiento de comisiones metropolitanas como instancias de organización y coordinación en las materias a que se refiere el artículo anterior; y
Artículo 72: En la coordinación metropolitana, por el Distrito Federal participarán los titulares de las dependencias o entidades paraestatales encargadas de las materias objeto del acuerdo, así como los titulares de los órganos político-administrativos de las demarcaciones territoriales limítrofes, conforme a las disposiciones que dicte el Jefe de Gobierno

DESARROLLO DEL POSICIONAMIENTO

Vivimos en un país donde la mayor parte de la población vive en una zona urbana, esto hace que el crecimiento económico y el bienestar de sus habitantes esté estrechamente relacionado al desempeño de sus áreas urbanas y a la calidad de su gobernanza. Es por esto que emprender un proyecto de coordinación metropolitana es de suma importancia para solucionar los problemas de movilidad, medio ambiente, planeación y desarrollo urbano.
Debido a su relevancia como centro financiero, político, cultural y social, además de su alta densidad poblacional, la Ciudad de México es de suma importancia para el crecimiento y desarrollo económico del país; además, de ser el centro urbano más importante en todo el territorio. Es por esto que la coordinación, tanto al interior de la Ciudad como con las entidades miembros de la Megalópolis, es de vital importancia para el desarrollo urbano y la calidad de vida de sus habitantes.
La Megalópolis conformada por la Ciudad de México y sus circunvecinos, es la más grande del mundo fuera del continente asiático. Coordinar a los diferentes niveles de gobierno, próximas alcaldías y al mismo Gobierno de la Ciudad no es tarea fácil. Esto implica grandes esfuerzos en gobernanza y alineación de incentivos para poder proponer políticas y soluciones que concuerden con el orden constitucional ya existente y la naciente Constitución.
La Zona Metropolitana del Valle de México tiene arreglos de gobernanza confusos, poco claros, y desalineados. Esto deteriora la productividad, competitividad, sostenibilidad y bienestar de la ciudad misma que se traduce en fallas de gobernanza que no permiten proponer políticas para solucionar asuntos primordiales del desarrollo metropolitano. Situaciones como la mala calidad del aire, la basura, los problemas de movilidad motorizada, la inversión en transporte público o expansión de la mancha urbana requieren de políticas coordinadas, tanto de los tres niveles de gobierno como entre las demarcaciones territoriales y los municipios conurbados. Hoy, abril de 2016, el proyecto de Constitución para la Ciudad de México representa una oportunidad única para debatir y plantear por primera vez una escala metropolitana de acción y coordinación de políticas.
La Zona Metropolitana presenta diferentes problemas en vivienda y planeación urbana que, en algún momento, desembocan en problemas de movilidad y medioambientales. En el Valle de México, y principalmente en la Ciudad de México, no se está aprovechando la densidad del suelo, más del 40% de los trabajadores de la Zona Metropolitana cruzan más de una frontera municipal para llegar a su trabajo, según datos de la OCDE. El transporte público carece de cobertura, calidad y baja capacidad por lo que el uso de vehículos particulares ha ido en aumento aproximadamente 8.5% al año desde 2010. Esta situación demanda un plan de movilidad megalopolitano de largo plazo con suficientes recursos financieros y coordinación entre comisiones metropolitanas.
Dentro del proyecto de la nueva Constitución de la Ciudad de México es de suma importancia integrar la visión metropolitana de la planeación urbana así como la pertinente coordinación debido a la relevancia sus actividades económicas, políticas, y sociales en las entidades colindantes y el impacto que estas tienen en sus economías y bienestar de los habitantes.

PROPUESTA JURÍDICA

La Ciudad de México deberá impulsar mecanismos de coordinación y cooperación descentralizada con los demás niveles de gobierno dentro de la megalópolis, sin comprometer su propia autonomía y voluntad.
Esta coordinación garantizará a todas las personas dentro de la demarcación, como parte de su derecho a la ciudad, la contemplación dentro de su agenda de trabajo temas de:
I.- Planeación Urbana
II.- Movilidad
III.- Vivienda digna
IV.- Transporte público sostenible, sustentable y eficiente
V.- Crecimiento sostenible y sustentable
VI.- Regulación de uso de suelo y procesos urbanos
VII.-Regulación de residuos sólidos
IX.- Acceso a los servicios hídricos
X.-Derecho y acceso a los servicios básicos
XI.-Acceso a infraestructura y equipamiento
XII-.Participación ciudadana y política
XII.- Coordinación y participación en las políticas públicas para el mejoramiento la calidad de vida.
Estas agendas de coordinación y participación entre los diferentes entes políticos miembros de la megalópolis estarán sujetas a revisión, participación y vigilancia por parte de los miembros de la sociedad civil e iniciativa privada para garantizar el acceso a un desarrollo urbano digno, sostenible y eficiente de las personas partícipes en la vida diaria de la megalópolis.
Se deberá fomentar la coordinación de las nuevas alcaldías de la Ciudad de México en los temas antes mencionados en el proyecto de Constitución. Para esto, se debe asegurar un derecho a la movilidad sostenible, sustentable, eficiente, incluyente, accesible y digna para todos los habitantes de la Ciudad de México. Para que, de esta forma, este derecho resulte en el aseguramiento del desarrollo urbano metropolitano, su planeación, financiamiento, vigilancia y mantenimiento que impulse un desarrollo y bienestar de los habitantes para procurar el mejor manejo de los recursos y el cuidado del medio ambiente.
Es obligación de la Ciudad de México asegurar el desarrollo y planeación urbana sostenible, incluyente, asequible enfocada y con prioridad en el peatón. Esta obligación deberá priorizar el desarrollo urbano y la movilidad no motorizada, así como los transportes públicos colectivos y masivos que no empleen combustibles fósiles, de acuerdo a los estándares internacionales. De esta forma, realizar políticas de planeación, movilidad y uso de suelo que impulsen el desarrollo sostenible de la ciudad, el cuidado del medio ambiente y la calidad del aire.
Añadir al comentario
Creative Commons License
All discussions are licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.
Submit
^
1
^
Link permanente|Responder
Privado. Solo para colaboradores.
Comenzaría por revisar el nombre , el término ciudad se refiere a una población con determinadas características socioeconómicas y no es una definición territorial, en este sentido no debemos olvidar que la mitad del territorio que comprende no es urbano por lo tanto no se ajusta a la definición de ciudad, comenzando por ahi se debe dirigir la planeación, tanto de la parte urbana como del suelo de conservación y zonas rurales, pareceria una vaguedad pero si quieren hacer las cosas bien deben comenzar por proponer otro nombre, hay varios antecedentes como el de Valle de México o Anahuác, en el carácter megapolitano la definición más precisa sería Metápolis ya que excede con creces los estándares de las megalópolis.